Proceso de Elaboración

Rectoral do Umia · D.O. Rías Baixas

50 años de experiencia

Elaboración

El proceso de elaboración de los diferentes vinos blancos de la D.O. Rías Baixas comienza con el seguimiento de los tratamientos fitosanitarios y prácticas culturales de la vid en las parcelas de los viticultores o explotaciones según la situación, extensión estado sanitario, variedad y parámetros analíticos se confecciona un calendario de vendimia.

La recogida de la uva se realiza de forma manual en cajas de unos dieciocho kilos transportándola en vehículos a la recepción de la bodega, donde después de un segundo control de calidad se distribuye en lotes, antes de la descarga en la tolva de recepción, la vendimia se lleva a cabo entre primeros de septiembre y octubre.

Elaboración

Descargada la uva en la tolva de recepción se procede al despalillado de esta manera eliminamos los raspones que pueden darle caracteres herbáceos a los mostos, la pasta es enfriada inmediatamente con un intercambiador tubular y sigue dos elaboraciones diferentes:

Prensado:

Prensado a presión de menos de 0,8 Bar. Obteniendo el mosto lagrimas procediendo al desfangado de los mostos dejándolos reposar durante 48 horas a temperatura de 8 – 10 ºC para que las partículas sólidas se vayan depositando en el fondo del depósito, antes de la fermentación trasegando posteriormente el mosto para separar las lías y comenzar la fermentación en tanques de acero inoxidable con camisas para refrigeración a temperatura de 16 – 18 ºC y levaduras seleccionadas previamente de parcelas representativas o industriales, controlando en todo momento el seguimiento de la fermentación , densidad y temperatura. El tiempo de fermentación a estas temperaturas es de 15-20 días.

Maceración

Maceración de las uvas seleccionadas por alguna característica después del despalillado se pasan a los maceradores donde está el mosto en contacto con la piel, para extraer la mayor cantidad de aromas y carácter varietal posible.

50 años de experiencia

Fermentación

Con la finalidad de ajustar el acido málico algunas cubas realizaran una fermentación malo láctica parcial se hace un estricto seguimiento de la cantidad de ácido málico que se va degradando y de la acidez volátil para que al quedar entorno a 1,5gr. De ácido málico se procede a trasegar y sulfitar para eliminar las bacterias lácticas.

El Descube

Finalizada la fermentación se procede al descube del vino oxigenándolo y eliminando las partes sólidas, realizando en este momento un completo análisis del vino antes de su clarificación para arrastrar posibles restos en suspensión, después de los trasiegos oportunos para limpiar el vino, se estabiliza frente a posibles precipitaciones tartáricas se filtra y antes del embotellado se pasa por una estación de micro filtración

Estabilización

La estabilización tartárica se lleva a cabo por un tratamiento por frío en continuo. La estabilización por frío consiste en someter al vino a una temperatura cercana a su punto de congelación, valor resultante, en valor negativo, de dividir el grado alcohólico entre dos y restarle uno; así un vino de 12 % se enfriaría a -5ºC. Este proceso en nuestras instalaciones se lleva a cabo de forma continua (estabilización en continuo); tradicionalmente se enfriaba el vino a la temperatura de estabilización y luego se mantenía en tanques isotérmicos durante 8-10 días.

50 años de experiencia

Esterilización

Al utilizar el frío en continuo el vino sale de la instalación a través de un filtro de tierras diatomeas para luego ser filtrado en un filtro tangencial, dejándolo de esta forma estabilizado y limpio para el embotellado en el momento que se necesite.

Previo al embotellado el vino es esterilizado, por filtración amicróbica, en la cual el vino pasa a través de una batería de filtros amicróbicos que consta de tres etapas: una primera etapa con cartuchos de tres micras, una segunda de una micra y una tercera con membranas de 0.65 micras. El proceso de filtración y llenado es directo, es decir, el vino sale del filtro directamente a la llenadora.

Para la esterilización del resto de la gama de vinos, se emplea la filtración amicróbica, en la cual el vino pasa a través de una batería de filtros amicróbicos que consta de tres etapas: una primera etapa con cartuchos de tres micras, una segunda de una micra y una tercera con membranas de 0.65 micras.

El proceso de filtración y llenado es directo, es decir, el vino sale del filtro directamente a la llenadora.

Antes del llenado de los depósitos de bodega, el vino va al depósito pulmón cuya finalidad es que la línea siempre tenga vino, que no quede en vacío. En el caso de los vinos blancos, después de pasar del depósito pulmón y antes de la llenadora, el vino pasa por un saturador donde se le incorpora CO2.

50 años de experiencia

Embotellado

Nuestra nueva línea de embotellado que permite un rendimiento de 3.000 b/h comienza por una despaletizadora por empuje que lleva las botellas por capas sobre una mesa de acumulación. Los transportadores de envases transportan las botellas a una enjuagadora de 16 cabezales vinculada en Bloc a una llenadora de 20 grifos que integra un sistema de inyección de nitrógeno antes y después del llenado expulsando el aire residual del espacio libre superior de la botella, logrando así una protección adicional contra la oxidación completando la llenadora un sistema de nivelación automática en función de la temperatura del vino y una taponadora que permite la utilización tanto de corcho natural como sintético o rosca.

Esterilización de la línea

Para evitar una recontaminación se cubrió este tribloc enjuagadora-llenadora-taponadora con un encapsulamiento de sala limpia.

Las botella se enjuagan con agua que pasa en circuito cerrado por un filtro amicróbico adyacente a la enjuagadora.

La filosofía de un sistema flexible en el embotellado que permita diferentes presentaciones en función de las necesidades del mercado nos ha llevado a instalar dos equipos diferentes de encapsuladora y una etiquetadora que combina 4 estaciones de autoadhesivas, permitiendo así múltiples presentaciones y la aplicación del precinto fiscal requerido en algunos países.

La formadora de cajas y la encajonadora permiten múltiples opciones de embalado, rematando la línea el robot paletizador que no solo distribuye las cajas conformando el pallet sino que también realiza la distribución de las botellas en bandejas sin caja que permiten posicionar la mercancía directamente en el punto de venta.

50 años de experiencia

Garantía de Calidad

La práctica del aseguramiento de la calidad, nos conduce a:


· Control organoléptico y analítico antes del embotellado.


· Registro del control analítico. Cada jornada es retirada una muestra aleatoriamente del global de producto terminado. Sobre ésta se efectúa un análisis físico-químico de los parámetros que a continuación se citan: masa volúmica a 20ºC (g/c.c.), extracto seco toal (g/l), grado alcohólico volumétrico (%vol.), acidez total (gramos ácido tartárico/l), acidez volátil (gramos ácido acético/l), azúcares reductores (g/l), sulfuroso libre y total (mg/l).


· Ensayos de estabilidad tartárica, para los vinos que han sido pasados por el sistema de estabilización por frío en continuo.


· Habilitación de una biblioteca de muestras, donde se guarda una muestra por lote, durante un período no inferior a un año.


· Pruebas semanales de control microbiológico del producto envasado, para el reconocimiento de levaduras y bacterias.

imagen imagen imagen imagen imagen

Vinos y Bodegas Gallegas , S.A.   |   Santa cruz de arrabaldo, 49  |  t (+34) 988 384 200   |   f (+34) 988 384 068